Técnicas de relajación

Las clases de técnicas de relajación se imparten en sesiones de una hora de duración, todas las tardes y fines de semana. Puedes empezar practicando una hora a la semana e ir incrementando las sesiones, si lo crees necesario, antes de estar capacitado para hacerlo en solitario. Hay personas que prefieren practicar siempre en grupo, porque se crea un campo energético y empático que aumenta la sensación de bienestar.

Con el transcurso del tiempo, se van desarrollando las habilidades apropiadas para que el cuerpo y la mente se habitúen a parar y a proporcionarse la calma necesaria para conectar entre sí e ir poco a poco avanzando en el camino del auto-conocimiento y el crecimiento personal.